La Escuela para la Familia

Módulo 6 - Violencia Intrafamiliar

  1. El antídoto de Dios para esta forma de comportamiento destructivo consiste en: Derramar su amor en personas que deciden romper con patrones destructivos de conducta heredados.
  2. No se puede pensar que estamos exentos de la violencia intrafamiliar solo por llamarnos Cristianos, debemos reconocer que sí se practica en nuestros medios, solo así podemos denunciarla y combatirla.
  3. Romper con este círculo vicioso, le pone fin al divorcio emocional que viven millones de matrimonios, haciendo fila rumbo al divorcio “legal”.